¿Qué es un vicio oculto?

A la hora de reclamar cierto tipo de problemas que nos surjan tras haber adquirido un bien, podemos hacerlo alegando la existencia de un vicio oculto: un defecto de cierta gravedad que nos impida aprovechar completamente o utilizar el bien adquirido. 

Debemos diferenciar el vicio oculto de otras situaciones que nos darán derechos a reclamar, basándonos en el incumplimiento del contrato de compraventa, principalmente cuando se nos entrega un bien que no puede cumplir las funciones para las que se adquirió.

No obstante, la línea entre ambas situaciones es muy fina, y bien podemos encontrarnos con casos en los que no esté del todo claro cuál sea el camino para reclamar.

El vicio oculto no inutiliza por completo el bien que hemos adquirido, pero sí que requiere que el defecto que detectamos sea de tal entidad que, de haberlo conocido antes de comprarlo, nos habría llevado a no hacerlo o, en su caso, a llevar a cabo la adquisición en otras condiciones.

Por ejemplo, si compramos un vehículo de segunda mano que, aparentemente, no tiene más que el desgaste normal de los kilómetros recorridos y, a los 15 días, detectamos una avería que no es consecuencia de un mal uso, podremos reclamar al vendedor por vicio oculto en el coche.

No obstante, deberán cumplirse determinadas condiciones, en especial estas tres:

1.- El daño detectado debe ser anterior a la compraventa

2.- Debe tratarse de un daño grave

3.- El daño debe ser indetectable en el momento de la compra

Todo esto significa que, si queremos reclamar por un vicio oculto, debemos poder demostrar, en primer lugar, que el bien se nos entregó con el daño ya existente.

 

La segunda condición para poder reclamar por vicio oculto es que el daño sea de entidad. Con ello debemos descartar defectos menores que no afecten de manera grave al uso del bien.

 

Y, como tercer requisito, el defecto debe haber permanecido imperceptible en el proceso de la compra. Debemos tener en cuenta que un daño puede estar oculto para una persona sin conocimientos profesionales, pero posiblemente no tendrá esa consideración para alguien con dichos conocimientos: si se trata de un defecto en un vehículo, puede que no se considere oculto si el que lo adquiere es un profesional del sector, ya que posiblemente podría haberlo detectado antes de la compra. 

¿Qué podemos reclamar?

¿Cuándo debemos hacerlo?

  • La Ley nos permite elegir entre la restitución de lo pagado y una rebaja proporcional en el precio, además de una indemnización por los eventuales daños sufridos, si el vendedor era conocedor del daño

  • El plazo para reclamar caduca a los seis meses de la compra

 

 

Las consecuencias de la manifestación de un vicio oculto en un bien adquirido está regulada por nuestro Código Civil, en los artículos 1484 y siguientes. La Ley es clara al respecto: el vendedor tiene obligación de responder por cualquier defecto oculto que surja durante los seis meses siguientes a la compraventa.

Dicho plazo, establecido en el art. 1490 del Código Civil es de caducidad y no de prescripción. Esto significa que, desde la compra del bien, tenemos 6 meses para reclamar judicialmente por vicio oculto, siendo un plazo que, a diferencia de lo que ocurre con el de prescripción, no podremos interrumpir con ninguna acción (como, por ejemplo, una reclamación extrajudicial).

Art. 1490 CC "Las acciones que emanan de lo dispuesto en los cinco artículos precedentes se extinguirán a los seis meses, contados desde la entrega de la cosa vendida."

Si se tratara de una venta mercantil (cuando se adquiere el bien para revenderlo), el plazo es de sólo 30 días.

 

En la reclamación por vicio oculto, el comprador puede desistir de la compra mediante la resolución del contrato o solicitar una rebaja proporcional en el precio:

Artículo 1486 CC"El comprador podrá optar entre desistir del contrato, abonándosele los gastos que pagó, o rebajar una cantidad proporcional del precio, a juicio de peritos."

Según estipula el Código Civil en su artículo 1485, el vendedor será responsable por los vicios ocultos, aunque los ignorase, pero no responderá si ambas partes hubieran acordado lo contrario:

Art. 1485 CC: "El vendedor responde al comprador del saneamiento por los vicios o defectos ocultos de la cosa vendida, aunque los ignorase. Esta disposición no regirá cuando se haya estipulado lo contrario, y el vendedor ignorara los vicios o defectos ocultos de lo vendido."

Consúltanos

Si lo prefieres,
puedes llamarnos:
876 164 718
629 301 327

VALLEJO ARENAZ  Abogados

Gran Vía, 5   Entlo. Dcha.

50006 Zaragoza

Copyright 2020